EL PAPEL DEL ASANA EN EL VERDADERO HATHA-YOGA

By ,   No tags
EL PAPEL DEL ASANA EN EL VERDADERO HATHA-YOGA

Ya en 1939 el notable psiquiatra Jung afirmaba que el yoga en la India se había convertido básicamente en un negocio y se preguntaba qué sería del mismo décadas después, temiéndose lo peor. Precisa y lamentablemente, fueron parte de los primeros mentores indios de yoga que llegaron a Estados Unidos los que en su mayoría mostraron un hatha-yoga (yoga psicofísico) totalmente desnaturalizado, para poder así mercantilizarlo y rentabilizarlo, sin reparar, inescrupulosamente, en la traición que estaban causando a la verdadera esencia de esta forma de yoga, que en absoluto propicia el apego al cuerpo, sino que invita a instrumentalizar el cuerpo (base de la pirámide humana y vehículo del Ser) para estabilizar la mente, unificar la consciencia y desarrollar el entendimiento correcto. Pero de tal manera se ha degradado el hatha-yoga que se ha puesto al servicio de un bochornoso y obsesivo culto al cuerpo y se utilizan los asanas o posiciones yóguicas como medio para el lucimiento, el envanecimiento y el burdo y hueco contorsionismo. Es deplorable a todas luces que ya aquellos mentores que llegaron a Estados Unidos propiciaran, incluso, campeonatos de asanas, tanto en India como fuera de la misma. Así, para muchos, el asana ha perdido todo su elevado y transformativo alcance y se ha tornado una simple herramienta para el fitness, el endurecimiento de glúteos, el descarado postureo y el superfluo alardear de poseer una acrobática elasticidad. Para ello es mejor hacer sentadillas o abdominales, levantar pesas o meterse en la sauna. Los asanas no son gimansia, ni deporte, ni un procedimiento para adelgazar. Son algo muy distinto y muy valioso psicosomática y espiritualmente. Por eso he adelantado este trabajo sobre el de los faquires rasayani, que abordaré en el próximo número de la revista.

En el verdadero hatha-yoga, la ejecución de los asanas dispone de tres fases: hacer, mantener y deshacer. Los movimientos de hacer y deshacer deben ser lentos y conscientes. En la fase intermedia, la de detención, el practicante aprovecha para vivir a fondo su corporeidad y lograr la unidireccionalidad de la consciencia. La mente se aplica al cuerpo, estando atenta a las presiones, estiramientos, masajes y la respiración. Esta importantísima fase de detención también permite controlar los pensamientos parásitos e introvertirse, obteniendo un más elevado nivel de consciencia. Así el esquema corporal se convierte en un apoyo para el entrenamiento metódico de la atención y la práctica se convierte en una meditación a través del cuerpo. Cada postura impone su propio ritmo y forma de respirar. Unas posturas imponen, por ejemplo, la respiración torácica (la cobra, entre otras) y las hay que imponen una respiración diagfragmática (como es el caso de la vela).

La respiración debe ser, en la medida de los posible, tranquila y por la nariz. Cuando la mente se dispersa, nos sirve eficientemente para a través de ella reunificarla. No debe el practicante adaptarse tan solo a la postura, sino que la postura debe también adaptarse al practicante en cuestión. Todo esfuerzo excesivo está contraindicado y la persona debe aplicar esfuerzos bien medidos tanto al hacer la posición como al mantenerla. Las posturas pueden hacerse de una a tres veces. Las combinaciones son muy numerosas. Existen tantas posturas para hacerle asumir al cuerpo posiciones que de otra manera nunca adoptaría. Así ninguna zona del cuerpo, órgano o función, pasarán desapercibidos. Los programas deben variar, aunque dando prevalencia a los asanas más básicos o fundamentales. Realizar siempre el mismo programa es un grave y evitable error. La temperatura de la estancia debe resultar agradable, ni fría ni caliente.

En la ejecución del asana nuca debe haber una actitud competitiva ni siquiera con uno mismo. No es jamás una práctica acrobática, ni una gimnasia exótica, ni un culto al cuerpo ni una reafirmación del ego. Los asanas representan un trabajo consciente sobre el cuerpo que afecta al psiquismo y favorecen la evolución de la consciencia.

El asana es una preciosa herramienta psicofísica, pero para que su alcance sea el adecuado, debe acompañarse siempre de la atención y combinarse, inconstestablemente, con el pranayama y la relajación consciente, e incluso preferiblemente con otras técnicas del hatha-yoga, como los mudras y los bandhas. A través de la percepción del cuerpo se llega a la percepción de ser.

Los asanas inciden también sobre las energías, para que circulen más libremente. Son una fuente de salud y vitalidad, pero sobre todo un método para conectar con la persencia de ser.

En la ciencia de los asanas nada es gratuito ni se ha librado al azar. Los asanas han sido durante cientos de años verificados y experimentados ad infinitum. Repercuten sobre el sistema nervioso y el endocrino, mejoran la coordinación cuerpo y mente. Al inmovilizar el cuerpo, hay un cambio de consciencia y percepción que va favoreciendo la transformación interior. Se trabaja con la atención mental pura, que es la que se limita a percibir lo que es sin juicios ni prejuicios, sin discurso mental. Uno de los logros del asana es que ayuda a inhibir el pensamiento egocéntrico y mecánico.

Sin la aplicación de ejercicios de pranayama, la sesión de asanas pierde mucha de su sustancia.

El esfuerzo bien aplicado y nunca excesivo, conduce al esfuerzo sin esfuerzo y la postura se va tornando mucho más confortable y permite un trabajo interior más eficiente. El secreto está en ir prolongando la fase de detención en el asana. Por la inmovilidad del cuerpo se llega a la de la mente y no olvidemos que “cuando el pensamiento cesa se revela la luz la luz del ser”. Hay posturas que se pueden llegar a mantener de uno a cuatro minutos o más.

Los asanas nada tienen que ver con un ejercicio simplemente aeróbico. Potencian el vínculo entre el cuerpo y la mente para hacer posible el acceso a una dimensión superior de consciencia donde se manifieste la realidad más profunda que se esconde tras la mente y el cuerpo. Así los asanas nos permiten desencadenar estados superiores de consciencia y el trabajo sobre el cuerpo hace posible el trabajo sobre la psique. Todas las herramientas del yoga, incluidos los asanas, tienen por objeto transformar la mente. Pero ¿en qué transforma el denominado yoga fitness o el “yoga” gimnástico que tiene por objeto sudar y tener un trasero más recogido?

Mediante los asanas se trata de restablecer el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Si el cuerpo y la mente están mejor armonizados, será también más fácil el trabajo espiritual. El asana nos permite situarnos en el presente y así liberarnos de condicionamientos de pasado y de futuro. Se adentra el practicante en su propio universo psicosomático para conocerlo de primera mano. Representa una exploración consciente y voluntaria.

En el verdadero hatha-yoga, el asana es un medio para frenar la mecanicidad o robotismo y poder reencontrar la libertad interior. El control sobre el movimiento, sobre la respiración y sobre la mente, le permite al practicante aproximarse al sentir de su propia esencia. Si se ejecutan de acuerdo a los requisitos necesarios, son siluetas corporales que ayudan a servirse del cuerpo para ir más allá del cuerpo. Se unifican el cuerpo, la respiración y la mente. El asana se vuelve un apoyo meditacional.

El hatha-yogui se sirve del poder del cuerpo para desarrollar el de la mente. Cuerpo y mente se convierte en un trampolín para acercarse a la propia esencia.

Los asanas no solo inciden sobre la fisiología ordinaria, sino también sobre una fisiología sutil. El verdadero hatha-yogui no trabaja sobre su cuerpo para exhibirlo o pavonearse de la elasticidad conquistada. No se trata de una simple cultura física o una gimnasia exótica, sino de un medio para armonizar el cuerpo y la mente en base a abrir una vereda hacia la realidad más profunda que subyace en uno mismo.

Si muchos asanas tienen nombres de plantas o animales es para reportarnos un sentido ecológico y de unidad con todas las criaturas sintientes. El hatha-yoga es una escalera hacia el radja-yoga o yoga mental.

Uno puede obtener a través del asana una salud más estable, mayor vigor, equilibrio psicosomático, bienestar, longevidad, sosiego, plenitud, pero el asana no solo es una fuente de bienestar físico, sino en especial de estabilidad psíquica y cultivo espiritual.

Principio del formulario

Final del formulario

 

Crisis de ansiedad y fobias

By ,   No tags
Crisis de ansiedad y fobias

María Elízaga Viana

Psicóloga

 

No sé por qué vengo aquí. No sé lo que me pasa. Sólo que desde hace un tiempo, de repente me ahogo, siento que me puedo morir, que puede ser un infarto. Me pasó conduciendo en autopista y tuve que parar el coche en el arcén. Ya no me atrevo a conducir por carretera por si me vuelve a pasar.

Así empezó la primera entrevista con Daniel, al que recomendó consulta psicológica el médico que le atendió en urgencias. Le diagnosticaron crisis de ansiedad, probablemente causada por el estrés.

Pero, yo no tengo estrés, mi vida es igual que hace un año y esto no me pasaba.

Coloquialmente se asocia la palabra “estrés” con trabajos tan exigentes que nos impiden desconectar al salir de ellos. El médico de urgencias, después de descartar causas orgánicas, le explicó que su crisis podría deberse a estrés emocional, que no es otra cosa que no poder vivir con suficiente equilibrio la vida cotidiana. Es algo que la propia persona y su entorno puede no catalogar como ‘estresante’. Lo más probable es que ni la persona que consulta pueda identificar la causa de su malestar en un primer momento, puesto que de ser así no sería necesario ese síntoma. De hecho, la RAE define somatizar como transformar problemas psíquicos en síntomas orgánicos de manera involuntaria.

Daniel siente y vive cosas que le afectan más de lo que piensa. Y, por no saberlo, no interviene para solucionarlas o paliar sus efectos. Es posible que esté pasando un mal momento con su pareja, que esté más preocupado de lo que cree con su situación en el trabajo, que sienta miedo de algo a lo que no ha podido aún nombrar.

Cuando no abordamos nuestros problemas conscientemente, nuestro cuerpo muestra síntomas que pueden ser más o menos graves. La angustia se muestra de forma diferente en cada persona, según sea nuestra constitución biológica: problemas gástricos, cardiacos, dermatológicos, contracturas musculares constantes, subidas de tensión, insomnio o exceso de sueño, trastornos alimenticios. Es importante diagnosticar y tratar médicamente cada uno de estos padecimientos físicos, así como hacernos cargo de qué nos está afectando psíquicamente para tratarlo simultáneamente y conseguir estar más a gusto con nuestra propia vida, minimizando el sufrimiento tanto físico como psíquico que la vida conlleva.

La crisis de ansiedad o angustia es una sensación física que nos invade y produce síntomas como fuerte opresión en el pecho, aumento de la frecuencia cardiaca, dificultades para respirar, sudoración, mareos o sensación de pérdida de equilibrio, entre otros, por lo que se vive con mucho sufrimiento, además de permanecer el temor a que vuelva a ocurrir, ya que antes del tratamiento no se conoce qué la desencadenó ni cómo pararla.

Cuando tenía dieciséis años me pasó, pero ya se me había olvidado, creí que no volvería a sentirlo. Es horrible. Horrible que me pase y estar todo el tiempo asustada por si me pasa otra vez. No me llega el aire, me ahogo, de verdad, no puedo respirar hasta el fondo, y por eso tuve que ir al hospital, ¿te imaginas que me pase en un avión o en una reunión importante?

Elena también ha dejado de hacer cosas por ese miedo. Como le ocurrió en el metro, lo ha asociado con él, y ahora no se atreve a volver a usarlo. Esto perturba mucho su vida diaria, tiene que caminar y pierde tiempo trasladándose por medios alternativos. Es una triquiñuela mental inconsciente para conseguir que no todo sea amenazante: dividir el mundo entre lo peligroso y lo que no lo es, generando la sensación de que podemos evitarlo. Este funcionamiento inconsciente, llamado fobia, está bien para aplacar la angustia en un primer momento, pero no funciona a medio plazo. Entre otras cosas porque, si no se trata, lo más probable es que se extienda progresivamente y del metro se pase a otros transportes colectivos, al coche, a viajar, a alejarse de casa.

Daniel y Elena (nombres y datos alterados hasta ser irreconocibles) comenzaron un tratamiento, pero no dirigido a eliminar esa fobia -necesaria de momento-, sino a saber qué estaba pasando en sus vidas para que la ansiedad les hiciera sufrir así.

Al identificar cada uno su problema dejaron de sentir esas crisis de angustia o ansiedad, la fobia remitió, y pudieron entender que necesitaban mirar sus problemas de frente y cambiar. Esta es la parte más dura del tratamiento, porque cuesta afrontar que estamos viviendo de un modo que en el fondo no deseamos, que tenemos que “coger el toro por los cuernos” y hacernos cargo de nuestras vidas sin dejarnos llevar por inercias dañinas. O que aquella decisión que tomamos fue adecuada entonces, pero ahora se ha convertido en una trampa.

Hubiera sido menos doloroso para ambos saber antes lo que les estaba ocurriendo, peronada es perfecto, la vida es complicada para todos. Haber perpetuado esas situaciones les hubiera hecho sufrir mucho más, puesto que ni siquiera sabrían por qué, con una vida aparentemente correcta, se sentían tan mal. La clave es darse cuenta de que las crisis de ansiedad y las fobias no son el problema, sino una señal de alerta de que hay algo importante que pide ser escuchado y atendido.

 

 

Psicología

By ,  
Psicología

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Accusamus quibusdam vero sunt consequuntur ratione, quam repellendus eos nobis doloremque eligendi quia, ab blanditiis molestias commodi porro nostrum, nisi illum, iure.
Veniam a dolores at blanditiis distinctio, aperiam consectetur nam, nemo dicta ipsam assumenda aliquam vitae ea, totam alias quod deserunt numquam. Eos numquam quisquam fugiat consequuntur cumque a maxime tenetur!
Sapiente doloribus, excepturi inventore. Id unde in nostrum adipisci reprehenderit ab, totam sint. Distinctio eligendi culpa illum reprehenderit voluptatum iste deserunt harum vero, sequi debitis aperiam esse similique ullam earum?
Adipisci, consectetur nesciunt mollitia ea dolorum dignissimos. In culpa atque dignissimos amet ab esse laudantium, delectus voluptatum numquam similique, quae neque maiores consequatur ut ipsum, quam, qui temporibus libero sint.
Ut quo voluptatibus architecto quidem consequatur sed expedita iusto, ipsam rem quisquam. Cumque ex ratione minima aliquam enim dolor, iste sed adipisci consequatur culpa fuga illo, quidem perspiciatis ipsum totam.
Nesciunt molestias aliquam vel, a possimus, dolore labore mollitia enim asperiores odio sit sunt, ea autem incidunt odit sequi. Obcaecati error possimus saepe quaerat aliquam odio, iusto culpa aperiam magni.
Voluptate eum quidem repellat numquam, iste quibusdam, at possimus temporibus aliquam vitae dolorem, rem quod et, sapiente veniam est ipsam ea ut ex suscipit. Tempore ullam minus et consequatur eius.
Pariatur quibusdam, in labore ratione commodi minus voluptatum, fugiat obcaecati necessitatibus nam distinctio tempora. Esse mollitia, debitis magnam, libero quod obcaecati tempore labore quas, molestiae numquam ad? Modi sapiente, voluptate.
Iure at molestias ea libero quam temporibus doloremque, iusto distinctio sint, delectus facilis dolore dolorum? Ipsa facere nulla vel eum, debitis velit quis, sed odit recusandae aliquid at, est optio.
Molestiae quia dolores distinctio, dolorem, inventore, beatae et iusto unde magnam, repellat nesciunt. Nulla alias maxime quis, porro sunt totam perspiciatis laborum quaerat libero minima quae perferendis nam dolore? Molestiae.

Masajes

By ,   No tags
Masajes

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Accusamus quibusdam vero sunt consequuntur ratione, quam repellendus eos nobis doloremque eligendi quia, ab blanditiis molestias commodi porro nostrum, nisi illum, iure.
Veniam a dolores at blanditiis distinctio, aperiam consectetur nam, nemo dicta ipsam assumenda aliquam vitae ea, totam alias quod deserunt numquam. Eos numquam quisquam fugiat consequuntur cumque a maxime tenetur!
Sapiente doloribus, excepturi inventore. Id unde in nostrum adipisci reprehenderit ab, totam sint. Distinctio eligendi culpa illum reprehenderit voluptatum iste deserunt harum vero, sequi debitis aperiam esse similique ullam earum?
Adipisci, consectetur nesciunt mollitia ea dolorum dignissimos. In culpa atque dignissimos amet ab esse laudantium, delectus voluptatum numquam similique, quae neque maiores consequatur ut ipsum, quam, qui temporibus libero sint.
Ut quo voluptatibus architecto quidem consequatur sed expedita iusto, ipsam rem quisquam. Cumque ex ratione minima aliquam enim dolor, iste sed adipisci consequatur culpa fuga illo, quidem perspiciatis ipsum totam.
Nesciunt molestias aliquam vel, a possimus, dolore labore mollitia enim asperiores odio sit sunt, ea autem incidunt odit sequi. Obcaecati error possimus saepe quaerat aliquam odio, iusto culpa aperiam magni.
Voluptate eum quidem repellat numquam, iste quibusdam, at possimus temporibus aliquam vitae dolorem, rem quod et, sapiente veniam est ipsam ea ut ex suscipit. Tempore ullam minus et consequatur eius.
Pariatur quibusdam, in labore ratione commodi minus voluptatum, fugiat obcaecati necessitatibus nam distinctio tempora. Esse mollitia, debitis magnam, libero quod obcaecati tempore labore quas, molestiae numquam ad? Modi sapiente, voluptate.
Iure at molestias ea libero quam temporibus doloremque, iusto distinctio sint, delectus facilis dolore dolorum? Ipsa facere nulla vel eum, debitis velit quis, sed odit recusandae aliquid at, est optio.
Molestiae quia dolores distinctio, dolorem, inventore, beatae et iusto unde magnam, repellat nesciunt. Nulla alias maxime quis, porro sunt totam perspiciatis laborum quaerat libero minima quae perferendis nam dolore? Molestiae.

Yoga

By ,   No tags
Yoga

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Accusamus quibusdam vero sunt consequuntur ratione, quam repellendus eos nobis doloremque eligendi quia, ab blanditiis molestias commodi porro nostrum, nisi illum, iure.
Veniam a dolores at blanditiis distinctio, aperiam consectetur nam, nemo dicta ipsam assumenda aliquam vitae ea, totam alias quod deserunt numquam. Eos numquam quisquam fugiat consequuntur cumque a maxime tenetur!
Sapiente doloribus, excepturi inventore. Id unde in nostrum adipisci reprehenderit ab, totam sint. Distinctio eligendi culpa illum reprehenderit voluptatum iste deserunt harum vero, sequi debitis aperiam esse similique ullam earum?
Adipisci, consectetur nesciunt mollitia ea dolorum dignissimos. In culpa atque dignissimos amet ab esse laudantium, delectus voluptatum numquam similique, quae neque maiores consequatur ut ipsum, quam, qui temporibus libero sint.
Ut quo voluptatibus architecto quidem consequatur sed expedita iusto, ipsam rem quisquam. Cumque ex ratione minima aliquam enim dolor, iste sed adipisci consequatur culpa fuga illo, quidem perspiciatis ipsum totam.
Nesciunt molestias aliquam vel, a possimus, dolore labore mollitia enim asperiores odio sit sunt, ea autem incidunt odit sequi. Obcaecati error possimus saepe quaerat aliquam odio, iusto culpa aperiam magni.
Voluptate eum quidem repellat numquam, iste quibusdam, at possimus temporibus aliquam vitae dolorem, rem quod et, sapiente veniam est ipsam ea ut ex suscipit. Tempore ullam minus et consequatur eius.
Pariatur quibusdam, in labore ratione commodi minus voluptatum, fugiat obcaecati necessitatibus nam distinctio tempora. Esse mollitia, debitis magnam, libero quod obcaecati tempore labore quas, molestiae numquam ad? Modi sapiente, voluptate.
Iure at molestias ea libero quam temporibus doloremque, iusto distinctio sint, delectus facilis dolore dolorum? Ipsa facere nulla vel eum, debitis velit quis, sed odit recusandae aliquid at, est optio.
Molestiae quia dolores distinctio, dolorem, inventore, beatae et iusto unde magnam, repellat nesciunt. Nulla alias maxime quis, porro sunt totam perspiciatis laborum quaerat libero minima quae perferendis nam dolore? Molestiae.

septiembre 2018
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
logo